martes, 6 de diciembre de 2016

¿Cuál es el legado de Fidel Castro en Cuba y en el mundo?

¿Qué conclusión podemos llevar de los casi cincuenta años de Fidel Castro como líder de Cuba? Mientras que lluevan tributos y alabanzas hay incognitas acerca del legado del ex líder cubano en la isla comunista y en el mundo. Para sus partidarios, Fidel Castro logró éxitos con la revolución cubana y cuidó la soberanía de la isla. Él encarna la resistencia de Cuba y del tercer mundo contra el imperialismo de los Estados Unidos, pero también las grandes reformas internas, como la educación y la salud. Sus críticos solo recuerdan el despiadado dictador que fue y quien utilizó el poder para callar cualquier tipo de contestación. Aquí está lo que piensa El Cubano, uno de los testigos imparciales del castrismo y de su impacto en el mundo.


El parque Vidal de Santa Clara, en el fondo se puede apreciar el hotel Santa Clara Libre


Cuba es una rara combinación de indicadores sociales de primer mundo con indicadores económicos de tercer mundo



Fidel Castro solía decir que la gran hazaña de la Revolución cubana era haber logrado tanto en material social, siendo Cuba un país pobre. Los avances de la revolución cubana en educación, salud pública, seguridad e igualdad son incuestionables. Tras la desaparición de la URSS en los años noventa, la calidad y efectividad de las políticas sociales se ha ido deteriorando, pero, así y todo, la mayoría de los indicadores sociales han exhibido una resiliencia sorprendente, tomando en cuenta el tamaño del choque económico que enfrentó el país. 

Cienfuegos, la ciudad de arquitectura francesa, es para muchos la ciudad más bonita de Cuba.

Por ejemplo, dentro del Índice de Desarrollo Humano que calcula el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Cuba todavía encabeza  a los países de América Latina y el Caribe en la rama de educación, y la segunda en el índice de esperanza de vida al nacer.


Ahora bien, este mismo logro podría verse como un fracaso si se aprecia desde una perspectiva diferente, y nos preguntamos: ¿cómo un país con todos estos avances extraordinarios en materia social es un país tan pobre económicamente? Son precisamente estos logros sociales los más difíciles de alcanzar para las economías que vienen de lejos y quieren sobrepasar el umbral de la pobreza para encauzar su crecimiento hacia una senda de mejoras progresivas y sostenibles.


Tomemos el ejemplo de los países pobres, pero con un fuerte crecimiento económico, como Ruanda y Malawi. Son países que presentan buenos resultados económicos en las cifras, pero ya tenían tantos problemas que estos éxitos económicos no pueden resolver los problemas sociales que padecen. Cuba lo consiguió y, sin embargo, mantuvo unas tasas de crecimiento muy bajas, además de rezagarse económicamente en relación con otras economías de la región.

La ciudad histórica de Trinidad, provincia de Sancti spíritus, es una de las primeras destinaciones de los turistas en Cuba.

Si comparamos a la isla con 10 países de similar tamaño en la región (con una población de entre dos y 16 millones de habitantes) en el período 1960-2014, vemos que el PIB cubano creció a una tasa promedio anual de 3,3%, mientras que el promedio de estas economías fue del 4%, destacando Panamá (5,8%), República Dominicana (5,3%), Costa Rica (4,8%) y Ecuador (4,5%).

Esto llevó a que varios analistas, críticos del castrismo, pretendan que en los años 50 Cuba ya era uno de los mejores de América Latina en cuanto a todos los indicadores sociales glorificados por Fidel Castro. Sostienen que en 1950 Cuba y Uruguay erán los países más alfabetizados en América Latina. 

Estas afirmaciones se pueden entender en ciertos puntos. Sin embargo, tenganse en cuenta que es siempre fácil ver que los illustres economistas, con sus libros y pequeñas gafas redondas, se fachan detrás de las estadísticas y teorías. Pero la verdadera realidad, hay que vivirla para saber.

La universidad de ciencias médicas de Santa Clara. Cada provincia cubana tiene una ecuela de médicinas similar.

Yo, El Cubano, autor de este artículo, no soy un ciudadano cubano ni un comunista. Pero he vivido en este país durante 14 años y sé cuales son las infraestructuras básicas del país que son obras de la revolución socialista o no. 

En el sector de la educación, a excepción de las universidades más antiguas como la Universidad de la Habana, la Universidad del Oriente en Santiago de Cuba y la Universidad Central Marta Abreu Universidad de Las Villas, todas las demás universidades (una docena), entre ellas el prestigioso Instituto Politécnico Superior de la Habana (CUJAE), fueron construidas por los hermanos Castro.

Yo ni siquiera estoy hablando de las famosas universidades de ciencias médicas, orgullo de la revolución cubana, que existen en todas las provincias del país. Todas estas universidades tienen becas y hotelitos para estudiantes y visitantes, tienen cafeterías, instalaciones deportivas, bibliotecas, clínicas médicas y todos los servicios que uno encuentra en la ciudad.
Civamax, la vacuna cubana contra el cancér de los pulmones ya ha salvado a muchos pacientes cubanos


He viajado en muchos países de la cuenca del Caribe. Cuando digo cuenca del Caribe, no me limito solo a la República Dominicana, Panamá y las pequeñas islas del Caribe. También me refiero al gigante México con toda su industria, a Colombia con todo su capital humano o Venezuela con sus enormes yacimientos de petróleo. Sin embargo, no queda duda que el programa cubano y su éxito social son únicos en América Latina.

Lo que puedo resumir como legado de Fidel Castro, además de la enseñanza gratuita, son los puntos siguientes:


La cobertura de salud gratís para todos



La salud es gratís para todos en Cuba, sean estudiantes extranjeros y diplomáticos. Es cierto que los cubanos sufren mucho por el bloqueo económico de Estados Unidos, ya que las necesidades y los medicamentos no llegan fácilmente en el país, pero lo que está disponible se utiliza y reparte bien entre todos. A menudo, cuando menciono el éxito del sistema cubano de la salud en comparación con lo de Canadá, los médicos canadienses suelen mencionar la mala calidad de los equipos y la falta de adiestramientos para el personal médico cubano en comparación con los estándares de los países desarrollados.
El Instituo Politécnico superior José Antonio Echevaría, Cujae, la Habana, Cuba.
                                                                   
En parte es verdad, porque no se puede comparar las tecnologías de un país desarollado como Canadá con las de Cuba. Pero ¿cuál es la calidad de la atención médica cuando en  una provincia como la de Quebec, por ejemplo, el tiempo promedio de espera de un paciente en un centro médico de urgencia son de 5 horas?

5 horas es un tiempo de espera para países pobres que carecen de personal en los hospitales, que los canadienses me permitan la ironía pero en Cuba el tiempo promedio de espera en un hospital es de 40 minutos. Es injusto no considerar este aspecto a la hora de evaluar la calidad de la atención médica.

¿Que vale la calidad de la salud cuando para quitarse una diente en una clínica dental de Ontario le puede costar hasta $ 1200, y que la misma operación es gratís en Cuba? En Canadá y EE.UU el tratamiento dental solo se cubre con los seguros privados o los seguros de su empleo.



La sostenibilidad de la independencia cubana



Soldados cubanos en Angola durante la batalla de Carlota.


Fidel Castro conquistó el mundo. Él simplemente hizo las cosas segun su voluntad y la de su pueblo  se fue cuando quiso. Cuando sintió que ya no aguantaba más, se retiró dejando el poder a su hermanito y un sistema político todavía fuerte. Su ejército de cerca de 500 000 soldados, entre los mejores entrenados y disciplinados del mundo, sigue firme.


Estudiantes del Congo en su escuela de la Isla de la Juventud, Cuba.


En el plano diplomático, Fidel Castro permitió que el gobierno de Angola pueda sobrevivir de la invasión de grupos guerilleros apoyados por el régimen racista del apartheid sudafricano. También de esa intervención militar cubana, la nación de Namibia logra obtener su independencia del dominio de Sudáfrica. Otra cosa, Fidel practicamente dirigió desde la sed de su estado mayor la victoria militar de los sandinistas contra la dictadura de Somoza en Nicaragua.


La biblioteca central de la Universidad central Marta Abreu de Santa Clara, Cuba

La fuerza de su sistema le dio a su país una mejor imagen y simpatía ante los países del tercer mundo. Antes de la revolución, Cuba erá rica y próspera, como dicen algunos, pero erá recordada también como el casino y la posada para los gringos. Estaba llena de prostitutas, gigolós y bandidos para alimentar un sistema capitalista salvaje. Fidel Castro vino a acabar con todo esto y le dió otra imagen a los cubanos, la de un pueblo orgulloso y trabajador.


Seguridad y paz



En Cuba la policía está siempre lista para el diario cumplimiento del deber


En 1993, cuando yo estaba en el colegio pre-universitario en la Isla de la Juventud, mi profesor de física me dijo un día algo que me había marcado mucho y que más tarde resultó ser como una profecía. Me dijo que hasta Bill Clinton (presidente de Estados Unidos del turno) podría venir a Cuba y andar solito por las calles sin guardaespaldas y no pasará nada. Yo no lo creí porque que tomó el ejemplo de un hecho que técnicamente no se podía realiza en ese tiempo y él mismo lo sabía:

ningún presidente de Estados Unidos vendrá de visita en Cuba antes de los 30 años, o sea siendo Fidel vivo.
                                                 
La Escuela de los estudiantes de Namibia en la Isla de la juventud
                                                         
¿Sabe qué? Obama, su esposa y sus dos hijas lo hicieron apenas algunos meses atrás. El presidente norteamericano paseó por las calles de La Habana Vieja, bajo la lluvia y sin guardaespaldas visibles. Mi profesor tenía razón...

En Cuba la seguridad es una responsabilidad colectiva del gobierno y de la población. Los CDR (Comité de Defensa de la Revolución) y los miembros del partido comunista cubano están en cada esquina y hasta en los montes más remotos del país. Ellos sensibilizan a las comunidades sobre temas de seguridad y vigilancia en el vecindario, al mismo tiempo son los ojos y los oídos de los órganismos de la seguridad del Estado. Esta compleja estructura de seguridad pública elaborada por Fidel hace casi imposible la formación de bandas criminales y callejeras en Cuba. Todo el mundo se conoce, quién no es del pueblo, quién estuvo preso, quienes son los ladrones etc. Todo esto se sabe y la policía solo tiene que hacer su trabajo.

Fidel almorzando con soldados en un campamento de la Sierra Maestra
                                                      
La vida solo se vive una sola vez  y hay que disfrutarla al máximo, porque no hay mejor calidad de vida que gozar de la paz y salud. En otros paises de América Latina, quizás se vive mejor económicamente. Las gentes tienen plata y comen mejor que en Cuba, pueden viajar al extranjero sin muchos problemas...Sin embargo no viven en paz. ¿Quién puede vivir en paz donde te extorsionan en cada esquina del barrio? Miren lo que pasa en Colombia donde grupos de prestamistas se dedican a cobrar deudas por la buena o por la mala en todas las esquinas. Venezuela ahora está viviendo casi en una situación de guerra civil, con la taza de homicidio diario más alta del mundo; En Honduras y El Salvador ya ni se puede andar en las calles de noche por culpa de las bandas criminales; México está experimentando su propio era de los grandes carteles de la droga con miles de muertos; En Brasil los ladrones se atreven a atemorizar los turistas en la luz del día durante los Juegos Olímpicos de Río...Ámerica Látina está mal aserre!

La Plaza de la Revolución de la Habana
                                           
Cuba ha fracasado económicamente, eso hay que reconocerlo. A pesar de todos los planes y obras sociales que Fidel Castro alababa, dejó un país económicamente devastado. Tanpoco le vamos a echar toda la culpa al bloqueo de Estados Unidos, porque los hermanos Castro tambien tienen su parte de responsabilidad. Ellos podían haber logrado éxitos con sus proyectos económicos si sabían delegar autoridad. Pero su ego de controlar todo eran demasiado fuertes para permitirlo.

50 años del régimen socialista han dejado huellas muy visibles de fatiga en todo el país, los edificios quedaron en ruinas, las casas e incluso los rostros de personas están rendidas. Cuba no ha cambiado mucho desde los años 30. Sólo queda el encanto del mar Caribe, con sus hermosas playas y el clima cálido para sostener un sector turístico siempre competitivo. Cuba necesita ser renovada, con sumas inversiones y nuevas infrastructuras de telecomunicaciones.

Una calle de la Habana vieja
                                                 
En 2018, cuando Raúl Castro se retirará, será el fin por completo de lo que queda del castrismo. Será importante que el Parlamento cubano aprueba nuevas leyes y medidas  que permitan abrir el país al resto del mundo. Y una de esas nuevas leyes debería ser la de permitir entrar una inmigración extranjera controlada, para luchar contra el fenómeno del envejecimiento de la población cubana. Esto viene siendo un grand problema para Cuba junto con el lío de la evasión de cerebros hacia Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, a pesar de sus problemas económicos y el envejicimiento de la población, los cubanos no tienen nada que envidiar a los demás países de la región.

No hay bandas criminales en Cuba

Hay un dicho que dice que nadie es profeta en su propia tierra. Cuando en Cuba  se empieza a vivir como en otros países látinos, alli sí es cuando podremos juzgar el verdadero legado de Fidel Castro.